Programas tercer trabajo año 2014

1er a 6to año

 
Les recomendamos visitar el canal de youtube con entrevistas al Arquitecto Tomás "Wimpy" García

 

 

  • Luciano Desirio - 5to Año 2011 Luciano Desirio - 5to Año 2011 Redensificación Urbana, Vivienda Multifamiliar
  • Germán Ortiz - 5to Año 2011 Germán Ortiz - 5to Año 2011 Redensificación Urbana, Vivienda Multifamiliar
  • Germán Reyes - 4to Año 2011 Germán Reyes - 4to Año 2011 Redensificación Urbana, Vivienda Multifamiliar
  • Joaquín Climent - 5to Año 2011 Joaquín Climent - 5to Año 2011 Redensificación Urbana, Vivienda Multifamiliar
  • Emmanuel Urciuolo - 5to Año 2011 Emmanuel Urciuolo - 5to Año 2011 Redensificación Urbana, Vivienda Multifamiliar
  • Valeria Luna - 6t0 Año 2010 Valeria Luna - 6t0 Año 2010
  • Juan Pablo Valentini - 5to Año 2010 Juan Pablo Valentini - 5to Año 2010 Redensificación Urbana, Vivienda Multifamiliar
  • Anabella Chimento - 2do Año 2011 Anabella Chimento - 2do Año 2011 Espacio de Arte y Bar Literario

 

 

PROPUESTA PEDAGÓGICA

( Ver el Texto completo de la Propuesta )

 

AUTORES: Tomás Oscar García, Lidia Mabel Viera, Carla Beatriz García. Arquitectos

ESPIRITU  DE  LA PROPUESTA          

Se busca como objetivo docente fundamental el abandono de una cultura libresca (acrítica), en forma directamente proporcional al crecimiento y al desarrollo de la independencia de criterios del estudiante, actitud universitaria (crítica).

 

 

El abandono de una actitud de espectador, determinada por una sociedad consumista, donde el hombre encuentra la seguridad en el número, la felicidad en el anonimato y la dignidad en la rutina (aspiración de todo régimen autoritario de cualquier signo), a una actitud de actor de su propio desarrollo intelectual, creativo y productivo.
Afianzar una actitud participativa, en el plano universitario, no sólo como afirmación de la propia personalidad, sino como la actitud intelectualmente apta para el desarrollo y profundización de una sociedad cada vez más plena y democrática.
La democracia participativa aspira a una actitud activa.
La docencia convierte al estudiante en el protagonista de la enseñanza.
El estudiante, como protagonista, como sujeto del aprendizaje y no como objeto de la enseñanza.

 



A la Universidad no se puede ir a esperar un conocimiento, sino, a crear un conocimiento.
El carácter activo se manifiesta fundamentalmente en dar, no en recibir.
Para el carácter mercantil solo se está dispuesto a dar a cambio de recibir.
Para el carácter productivo, activo, dar posee un significado totalmente distinto: constituye la más alta expresión de potencia.
No es rico el que tiene mucho sino el que da mucho.
Debemos crear conciencia de todo lo que el universitario le debe dar a la sociedad, que posibilita con su esfuerzo que se forme.
El desarrollo de un profundo compromiso social e individual. Ser libre en el desierto de Sahara no significa nada, porque no se puede transmitir la conciencia de esa libertad a los demás, debemos ser libres en el seno de la sociedad. Y sólo seremos libres en una sociedad libre.
La libertad como base y sustento de la creatividad individual y social. Propender a una formación integral del estudiante como ciudadano y como arquitecto, como hombre político y como especialista.
Estímulo de la auto-educación como contrapartida de la instrucción autoritaria.
El orden como punto de llegada y no como punto de partida. La búsqueda de la unidad y no de la uniformidad.
La unidad como integración armónica del todo y de las partes, un buen proyecto es único y múltiple. La unidad en la pluralidad. Propender al logro de una armonía subjetiva reflejada en la integridad personal y en la unidad social.
Construir la mirada, en la búsqueda del conocimiento de la realidad. Hacer una tarea en profundidad y calar hondo en las necesidades del país y del momento actual (compromiso social), inserto en Latinoamérica y el mundo.
Desarrollar a través de la enseñanza – aprendizaje la construcción de un pensamiento, “desde una mirada regional”, supone entender nuestra condición latinoamericana, refirmando los valores propios de nuestra cultura, como herramienta básica de identidad e interacción con un mundo globalizado, y a su vez desarrollar una mirada contemporánea, implica asumirse como parte de un proceso histórico, aportando desde una reflexión crítica, “ la inagotable tarea de correr el horizonte” (Sebastián). Tal como lo afirma Mario Botta “si querés ser universal, contá tu lugar”.
Crear el hábito de trabajo (“trabajar es como respirar, ni muy ligero ni muy despacio, pero constantemente” Le Corbusier), como tarea modesta, seria, humilde, adulta, con sentido social. Sobre ésta actitud de disciplina, de concentración, de paciencia y de dominio de la voluntad, como base didáctica, se debe dar cabida oportuna a los momentos de la inspiración, la poética, la fantasía y la sensibilidad, a través del contacto cotidiano con la práctica de proyectar, que por definición significa mediatizar la ejecución para tomarse un tiempo para pensar
Las características de esta didáctica o planteo pedagógico consiste en partir de una aproximación ingenua, sensorial, empírica, vivencial e individual al hecho arquitectónico, una primera aproximación desde abajo, sin a priori, preconceptos o teorías profesionalizadas o eruditas para comprender el fenómeno del hábitat como relación de actividades y ámbitos.
El esfuerzo de autorreflexión, consiste en hacer consciente la comprensión del espacio y sus relaciones, transitando, de la aproximación intuitiva a la sistemática, a lo largo de los distintos niveles del taller.
Este permanente meta-proceso, este cambiar la mirada, marcará el tránsito en  su formación universitaria, atendiendo al desarrollo armónico y profundo de la personalidad libre, creadora, seria y responsable del estudiante.
La comprensión de los pasos metodológicos, desarrollando con rigor científico y sensibilidad artística; las intenciones, las proporciones y las relaciones. Y en el terreno específico del diseño, el reconocimiento, el conocimiento, la adjetivación y la sustantivación, integrando desde el inicio lo poético y lo técnico en función de la realidad y su prospectiva.
La comprensión de la estructura del hábitat humano-arquitectónico, complejo y multívoco que es necesario concebir y comprender como un todo, con raíces hondas en la historia, la geografía y al economía.
En la globalización del hecho arquitectónico, será necesario insistir en la fusión de todos los conocimientos impartidos en el total de las materias de la Facultad. Ya que como señala John Ruskin : “Educar a un hombre, no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer con él, alguien que no existía”. La educación es la única herramienta sustentable de crecimiento y movilidad  social, en el cual la Universidad debe comprometerse, dando a su vez pasos, hacia una ecología de la mente.
En síntesis, se busca la comprensión global de la noción del hábitat. Del fenómeno arquitectónico-urbano, como expresión del sistema de ideas de la sociedad, unido a la interacción cultural del arquitecto, como intérprete encargado de la traducción formal de esos contenidos, en tanto organizador del espacio habitable.
El objetivo docente fundamental, es lograr una cabal comprensión por parte del estudiante, de la especificidad de la disciplina, dentro del campo cultural contemporáneo, su inserción histórica y teórica en la cultura de la humanidad y el profundo rol social del arquitecto en ese marco, así como el desarrollo de la potencialidad transformadora, de su acción de propuesta, como expresión formalizada de los contenidos contemporáneos definidos por la organización social.